Este sitio web tiene ciertas restriucciones de navegación. Le recomendamos utilizar buscadores como: Edge, Chrome, Safari o Firefox.

Envío gratis a partir de 80€

Carrito 0

¡Felicidades! Tienes envío gratuito en península Te faltan 80€ para el envío gratuito en península
No hay más productos disponibles para comprar

¿Quieres añadir esto a tu carrito?
¿Es esto un regalo?
Fecha de entrega estimada
Subtotal Gratis
Impuesto incluido. Los gastos de envío se calculan en la pantalla de pago.

Evolución generacional del pantalón vaquero

Evolución generacional del pantalón vaquero

Evolución generacional del pantalón vaquero

El pantalón una prenda icónica

La moda es una expresión importante de la cultura y la identidad humana, esto ha evolucionado con el tiempo reflejando los valores cambiantes de la sociedad. Uno de los elementos más des- tacados de la moda moderna es el pantalón denim, una prenda versátil y resistente que se ha convertido en un elemento básico en los armarios tanto de hombres como de mujeres de todo el mundo. Sin embargo hubo un momento de la historia en el que los pantalones denim eran con- siderados inapropiados para las mujeres y su uso estaba prohibido en muchos lugares públicos.

Aquí exploraremos la historia de como las mujeres comenzaron a usar pantalones denim y como esta prenda se ha convertido en un icono de moda feminista.

 

Los vaqueros, de ropa de trabajo a la moda

Los primeros pantalones vaqueros se remontan al siglo XIX, cuando fueron diseñados originalmente como ropa de trabajo para mineros y otros trabajos manuales. Fabricados de un tejido resistente y duradero hecho con hilos de algodón grueso y con un patrón de tejido en espiga. A medida que los pantalones denim ganaban popularidad entre los trabajadores de todo el mundo, estos comenzaron a ser adoptados por personas fuera del mundo laboral.

 

¿Quién lleva los pantalones?

A pesar de que los pantalones denim eran una prenda unisex, en la primera mitad del siglo XX, se consideraba inapropiado para las mujeres usarlos en público. Esto se debía a las normas sociales conservadoras de la época, que dictaban que las mujeres tenían que llevar falda y vestidos para mostrar su feminidad. Provocando que en lugares públicos como restaurantes y cines, hubieran reglas explicitas que prohibían el uso del pantalón para las mujeres.

 

Cambio en los códigos de vestuario

A medida que la lucha por la igualdad de derechos de las mujeres ganaba fuerza en la década de 1930, muchas mujeres comenzaron a desafiar las normas usando pantalones regularmente, incluyendo los pantalones denim. En 1934, la diseñadora de moda Elsa Schiaparelli creó unos pantalones denim para mujer que presentaban un corte elegante y estilizado ajustándose al cuerpo de ellas. Esto ayudo a cambiar la percepción sobre que los pantalones eran una prenda exclusiva de los hombres, y así fomentar el uso de esta prenda sin comprometer su feminidad.

 

Llevar vaqueros como símbolo de reveldía

Sin embargo fue en la década de 1950 cuando los pantalones denim realmente se popularizaron entre las mujeres. En la película “Giant” de 1956, protagonizada por Elizabeth Taylor fue un gran éxito y mostró a Taylor luciendo unos pantalones denim. Esto ayudo a popularizar el uso de pan- talones denim en público, haciendo que la moda se extendiera a las calles. Las mujeres jóvenes adoptaron el estilo informal y cómodo como parte de su identidad juvenil.

Desde entonces los pantalones denim se han convertido en un básico del armario de muchas mujeres ampliándose la variedad en cuanto a diseño y estilo.